0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Semillas de Marihuana

Tan solo vas a necesitar dos platillos o platos y algo de algodón. Pon en el fondo del primer plato unas pocas capas de algodón mojada y retira todo el agua que sobre de dicho palto. Lo siguiente que tienes que hacer es colocar las semillas de marihuana en la parte superior del algodón, dejando entre cada semilla de marihuana tanto espacio como sea posible. Coloca otra capa de algodón encima de las semillas y procede a retirar todo el agua que sobre.



Finalmente, cubre todo con el segundo plato, boca-abajo, como si estuvieses utilizándolo a modo de tapa. Esto permitirá que se cree una atmósfera ideal y oscura para la germinación de las semillas. Coloca los platos en algún lugar que tenga una temperature cálida (unos 21ºC) y que no le de ninguna luz directa.



Tus semillas ya habrán comenzado el proceso de germinación. Revisa tus semillas de cannabis cada día para asegurarte que tu algodón no se reseca. ¡Tus semillas de cannabis se morirán si no se secan! Mójalas con un spray si es necesario. En unos días deberías empezar a ver los primeros brotes verdes de tus semillas. Es poco común pero algunas semillas de marihuana pueden empezar a germinar a los 10 días o a las 2 semanas.



Cuando aparezcan los primeros milímetros de raíces en las semillas, deberás CON MUCHO CUIDADO (mejor con unas pinzas) colocarlas en un pequeño recipiente donde puedan crecer de tamaño medio (con tierra o lana de roca). Haz un agujero de unos 2 o 3 milímetros (máximo 5 milímetros) de profundidad en el medio, coloca tus semillas, los brotes primero, en el agujero y ciérralas. Tus semillas deberían empezar a emerger entre 1 y 3 días. Tus semillas deberían empezar a emerger entre 1 y 3 días. Evita que les dé una luz directa. Después de dos semanas podrás colocar tus plantas directamente a la luz del sol.