0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Clonar

Clonar es una reproducción asexual. Los esquejes se cogen de la planta madre cuando está en su fase vegetativa y se ponen a echar raíces en un medio hidropónico para que crezcan como una planta separada. Los vástagos serán plantas que serán idénticas a la planta padre.

Clonar conserva las características de tu planta favorita. Puedes hacerte un mar de verde con una única planta, así que es una buena herramienta para conseguir grandes cultivos así como rellenar un espacio rápidamente con tu genética favorita. Cuando encuentres la planta que te da los “cogollos” que deseas para el resto de tu vida, puedes mantener viva la genética de esa planta durante década y pasársela a los hijos de tus hijos. Haz que se extienda y compártela con otros, para mantener una copia deberás empezar tu propia línea. Se puede coger un esqueje de otro esqueje al menos unas 20 veces, e incluso más, así que no te preocupes de los mitos que dicen que se reduce la fuerza. Muchos estudios indican que esto no es un problema.

Clonar hará que te expongas al riesgo de tener hongos o plagas en toda la cosecha, así que es importante elegir plantas que muestren que tienen una gran resistencia los hongos y a las plagas. Toma un esqueje de tu planta cuando creas que está verdaderamente preparada para reproducirse a gran escala, basándote en su salud, en su tasa de crecimiento, en su resistencia a las plagas y en su potencia. La calidad de la materia y el tipo de efectos que produzca van a ser un factor determinante.

Toma esquejes para clonarlos antes de que muevas tus plantas de un área de cultivo vegetativo a un área de florecimiento. Puedes cortar las ramas de la parte inferior para incrementar la circulación del aire para crear un toldo verde. Los clones que ya hayan echado raíces podrán ser movidos al área de crecimiento vegetativo y a su vez se crearán nuevos clones en el área que hayas quitado de las ramas bajas de las plantas. Cada ciclo de crecimiento gira en torno a unas 4-8 semanas, así que puedes ocuparte a la vez de 3 fases y hacer cosechas cada 6 u 8 semanas.

Algunos tipos de plantas son más difíciles de clonar que otras. La Big Bud se sabe que es una planta que no se puede clonar fácilmente. Una de mis plantas favoritas, Mr.Kona, es la maría más increíble que he podido fumar nunca, pero a su vez es difícil de clonar. ¡Todo un reto! También me he dado cuenta de que hay otras variedades que echan raíces mucho más rápido. Una vez que encuentres las propiedades psicoactivas, casi alucinógenas de algunos híbridos de Indica/Sativa, no querrás volver a fumar Indica pura de nuevo. La Indica es buena sobre todo para fines médicos, así que también puse a cultivar algunas semillas.

Si cosechas una planta, puedes hacerte con muestras de la misma y entonces decidir si la quieres clonar o no. Elige tus 2 o 3 tipos favoritos de plantas para clonar, basándote en lo que hayas probado de sus cosechas. Las plantas que quieres clonar pueden ser regeneradas poniéndolas directamente bajo una luz constante. En pocas semanas, tendrás los esquejes vegetativos preparados para clonarse y así podrás mantener durante mucho tiempo tus plantas favoritas. Mantén siempre una planta madre en modo vegetativo para que tengas siempre una cepa viva. Si haces florecer todos tus clones, seguramente al final mates la cepa si no has dejado o dedicado ninguna planta a ser la madre planta. En mi caso, por ejemplo, maté una cepa accidentalmente haciendo esto, las plantas que había cosechado fallaron a la hora de regenerarse y la cepa también murió ya que no había dado ningún esqueje de la misma a otros amigos para que la tuvieran viva. Por suerte un amigo me dio un clon de la misma que se había hecho con otra madre planta y me sirvió lo suficiente para crearme algunos clones.

Después de dos meses, cualquier tipo de planta de marihuana puede ser clonada. Las plantas que estén floreciendo pueden ser clonadas pero el procedimiento puede ser considerablemente más largo. Es mejor esperar y que se regenere la planta vegetativamente la planta que ha sido cosechada. Una planta únicamente regenerada y cosechada puede generar cientos de esquejes. Antes de tomar los esquejes, alimenta a la planta al menos durante una semana con nitrógeno, así si la planta no está extremadamente verde, no le llevará tanto tiempo echar raíces. Toma los esquejes de la zona baja de la planta, del 1/3 bajo de la misma, cuando estés haciendo la poda ordinaria. Corta pequeñas ramas en la fase vegetativa, cuando la planta esté madura y tenga un tallo de unos 2 cm. de diámetro y una largura de unos 6-8 cm. Córtalos con un bisturí o bien cúter X-acto (caliente) y mete el esqueje dentro de un tubo con agua destilada mezclada con ¼ de una cucharadita de Peters 5-50-17 por 3,78 l. Lo siguiente que deberás hacer, es cortar apenas unos milímetros (3) de la parte baja del esqueje que está sumergida, haciendo un corte diagonal. Retira el esqueje del tubo y mételo en una solución para esquejes siguiendo las indicaciones de la etiqueta. Trátala con RootToneF y colócala en una bandeja para clonar o en otro medio. Las plantas que estén floreciendo puede clonarse también pero puede llevar un poco más y quizás no tengas un ratio de éxito tan alto.

Clonar se hace rápido con las soluciones líquidas que hay para ello, sobre todo en un sitio cálido aireado donde puedan recibir luz además de que tengan una humedad alta. Colocar los esquejes en un cubos de lana de roca de 2cm. en un bandeja cubierta también puede funcionar muy bien. En un armario, puede hacer espacio encima del área de cultivo así también recibirán el calor de la lámpara (actuación pasiva y repartir el sobrante y evitar el lío del calentado acuático (unos 19€) o una planca de calor agrícola con termostáto (carito). Una lámpara fluorescente de uno 8 cm. sería perfecta. Deja las lámparas las 24 horas del día. Los esquejes deberían echar raíces en 2 o 3 semanas.

Encontré tan solo una solución líquida para que echasen raíces que no estaba por encima de lo 8€. (Oliveia Gel valía unos 9€ por un bote de unos 0.04 litros. Dios, ¿qué es eso, oro?) Encontré un tal dipNGROW porunos 7€, y me di por satisfecho ya que no me pareció ycaro y además llevaba una bandeja y una cubierta. Un cubierta o un adjunto de invernadero puede reportar unos niveles de humedad de hasta el 90% (niveles de invernadero). Las hormonas de los líquidos para echar raíces son mucho más efectivas que los polvos. Algunos de los productos disponibles son Olivia, Woods y dipNgrow.

Mezcla una solución débil de abono de plantas con alto contenido en Potasio (como el Peter 5-50-17), elementos de traza y sales epsom y aplícalo a las plantas en su solución para echar raíces tal y como se indique en la etiqueta. Todos los nutrientes mencionados debería añadirse en una cantidad pequeñísima, alrededor de un 25% de lo que normalmente utilizases para plantas que están en crecimiento. O utilizasoluciones ya prefabricadas tales como la Oliva Rooting Solution. El sirope de maíz se sabe que es un buen suplemento para los azúcares que necesitan la planta durante la clonación, ya que básicamente lo que se gastan son azúcares.

También utiliza polvos fungicidas, tales como el RoottoneF para asegurarte de que no contagias a los clones con hongos. Es importante dado que los clones y los hongos son propensos en situaciones como las que estás creando para que se echen buenas raíces.

Media luz, 22-26ºC, humedad alta.

En la lana de roca, no hay necesidad de que se airee la solución, simplemente utiliza cubos con ¼ de 2,5 cm. de solución así siempre tendrán mecha y estarán húmedos la mayor parte de las veces. Intenta mantener los clones en espacios separados y rocíalos con agua al menos una vez al día para mantenerlos húmedos y frescos. Retira aquellos clones que estén enfermos y muriendo para mantenerlos a raya de aquellos que están saludables.

Otro método es dejar flotar los esquejes en una bandeja llena de solución de poliestireno desechable o en hojas de estireno (material de envío y embalaje) con agujeros hechos en los mismos así la parte superior de las hojas queda fuera del agua. Utiliza hojas grandes , dejando únicamente las hojas más pequeñas que se mueran. Airea la bandeja donde esté la solución con una bomba de aire y una burbujeadora. Mantén la solución en torno a los 22-26ºC para obtener unos mejores resultados. Cambia la solución diariamente si no utilizas una burbujeadora o una bomba de aire, para que haya siempre oxígeno disponible para los esquejes. Una semana más tarde, retira todas las hojas amarillas de los esquejes para evitar que quiten más agua del debida a aquellos esquejes que estén empezando a echar raíces.

Compra una bandeja con un cubierta fabricada para echar raíces en unos grandes almacenes de jardinería. Mantendrás los niveles de humedad muy altos para los clones. Coloca los esquejes en cubo con hielo cubierto con celofán para que deje pasar la luz si no quieres pagar por la bandeja y la cubierta que te comentamos.

También es posible colocar un esqueje en un bloque húmedo de foam floral con algunos agujeros donde hayas pinchado los esquejes o en una taza de vermiculita; asegúrate de que las raíces están constantemente en un medio húmedo. No se recomiendan los cubos Jiffy dado que como se ha comentado no son buenos para que los clones echen raíces. Coloca los cubos de la fase inicial en una bandeja con la solución. Revísalos dos veces al día para asegurarte de que los cubos están húmedos, no empapados y tampoco secos. Después de 2 – 3 semanas empezarán a aparecer las primeras raíces en la parte baja de tus plantas. Trasplántalas en este momento al área de cultivo, teniendo cuidado de romper ninguna de las raíces.

Un cultivador nos escribió:

He intentado hacer clones de casi todos las raíces siguiendo el siguiente esquema:

0. He preparado los esquejes quitando las hojas más grandes de la rama para que pudiesen cicatrizar mejor.

1. Mientras los mantenía en agua, les practiqué un corte diagonal en el tallo que iba a ser destinado para que echase raíces.

2. Apliqué Rootone y corté el tallo con la forma de un arpón con unos 4 cm. en una solución de 0,50 l. con media taza de vermiculita, media de perlita, que se mantendrán en un enfriador de espuma de polietileno.

3. Rocía los esquejes con una fert. soln. completa MUY suave.

4. Cubre la parte superior del enfriador con papel Saran y luego haz agujeros para la ventilación. 5. Mantén el enfriador a una temperatura relativamente suave, con poca luz y rocía los esquejes diariamente.

6. Los esquejes deberían echar raíces en unas 3 semanas.

Clonar no es tan fácil como hacer crecer las semillas. Con la semillas, puedes tener plantas de 45cm. de alta en una 6 semanas o menos. Con los clones puedes tardar hasta 6 semanas en que las plantas saquen sus raíces y que empiece en sí el crecimiento. Las semillas son casi el doble de rápidas si tienes un espacio interior vacío inutilizado que tengas que utilizar rápidamente. Cría siempre unos pocos cogollos únicamente para obtener semillas de ellos, aunque pretendas estar clonando la mayor parte de las veces, podrías quedarte sin nada y no tener otra cosa sino tus semillas para empezar de nuevo.

Clonar en lana de roca es de lo que mejor funciona y no necesita ningún compresor de aire. Pagué 6,50 € por 98 cubos de iniciación de lana de roca. Un bandeja de plástico te puede costar menos de 1 € y en ella caben hasta 77 cubos en grupos donde también puedes colocar la solución nutriente. Se puede quitar fácilmente y poner en un cubo de lana de roca más grande cuando empiecen a echar raíces.