0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Germinación

Germina las semillas en tierra esteril (para las plantaciones en exteriores) o en un medio hidropónico de lana de roca o vermiculita. NO UTILICES (¡!) un cubo Jiffy #7 para germinar las semillas. Las pruebas informales y la experiencia demuestran que estos cubos no funcionan muy bien y que las plantas se encasquillan. Plantar en vermiculita le da a las semillas mucho más oxígeno y por tanto es fácil que las plantas crezcan mejor. ¡Las plantas parecerán más grandes después de una semana de germinación!

Mantén el terreno húmedo la mayor parte del tiempo, colocando las semillas en la vermiculita rellena con un medio litro con agujeros en el fondo, colocados en una bandeja con una solución de nutrientes débiles. Los cubos de lana de roca también son muy buenos. Cuando la semilla brote, coloca los cubos de lana de roca en cubos más grandes. ¡No mezcles tierras ni hagas transplantes!

Puedes poner a germinar semillas en un papel toalla. Este método es un pequeño truco. Es fácil echar a perder las raíces si se secan o si se plantan demasiado tarde después de su germinación. ¡Las toallas papel se secan REALMENTE RÁPIDO! Coloca la toalla de papel en un bol, relleno con una solución baja en nutrientes (¡no mucha!) y cúbrela con plástico de cocinar para evitar que se seque. Coloca el bol en un área cálida, por ejemplo encima de una estufa de gas, encima de un calentador de agua o encima de una lámpara de calor. Cúbrelo con un papel negro para mantener alejada la luz. Revisa cada 12 horas y las semillas germinadas con el consejo de crecimiento (si es posible) crecerán entorno a unos 4 cm. Utiliza pinzas en la medida de lo posible para no tocar la raíz.

Transplante tan poco como le sea posible germinando en el mismo contenedor en el que planea poner a planta su cultivo durante un periodo importante de tiempo. Tan sólo ponga vermiculita o lana de roca. ¡Se sorprenderá con los resultados! El 90% de la germinación se produce con este método, comparado con el 50% de la germinación o menos que se produce con los cubos Jiffy. (Tus resultados podrían varias).

El abono para plantas 5-55-17 como el Peters Professional estimulará el crecimiento de las raíces de tu semilla germinante y el de las nuevas semillas. Usa una solución diluida, en agua destilada, de una fuerza normal de 1/3 más o menos, y manténla en unas temperaturas entre 22º a 26º C. Las temperaturas cálidas son muy importantes. Muchos cultivadores tienen tasas de germinación muy bajas dado que las temperaturas se salen de esta media. Podría ser necesario una alfombrilla que diese un calor bajo o medio, o una luz constante que diese este calor, pero prueba primero con unas pocas semillas antes de cultivar todos los años así. No se necesitará ningún tipo de luz y puede que la germinación sea más lenta. Cubre las semillas germinantes con papel negro para mantenerlas lejos de la luz. Coloca las semillas a la luz una vez que hayan brotado.

Los planes de transplante hazlos tan sólo una o dos veces antes de la cosecha. Utiliza los containers más grandes posibles según el espacio y el número de semillas con el que planeas empezar. Las plantas sufrirán si las transplantas continuamente y eso retrasará su cosecha. ¡Tú también sufrirás ya que te llevará mucho trabajo! 13 botellas de plástico de dos libro llenas con vermiculita o ferrito entrarán perfectamente en una bandeja para gatos y no requiere que las transpalantes en las primeras cosechas, si pretendes que crezcan hidropónicamente. Transplántalas luego para conseguir una cosecha segunda regenerada.

Haz agujeros en los culos de los containers y rellena unos centímetros con un poco de vermiculita, para empezar a poner semillas o para poner transplantes de semillas. Dado que la vermiculita mantiene el agua muy bien, pon agua bien pero procura que no retenga mucho agua, las raíces siempre tienen mucho oxígeno, aunque estén rodeadas de agua. Se utiliza abono para plantas basado en peróxido de hidrógeno para conseguir oxígeno extra para las plantas cuando la bandeja está totalmente llena. El agua puede retirarse después de cada regado, antes de que se añada un nuevo abono. Esto permite que las raíces de la planta se sequen de alguna manera y que tomen oxígeno suficiente.

Utiliza SuperSoil como tierra, si quieres una tierra excelente y esterilizada. Si persistes en la idea de utilizar tierra sucia de tu jardín, esterilízala en el microonda o en el horno hasta que se ponga caliente. Aunque NO LO RECOMENDAMOS también la puedes esterilizar en containers con una solución de lejía, sobre todo si antes has utilizado la tierra para plantar otra planta.