0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Cosechando y secando

Cossechar es recoger tu recompense y es el tiempo que más vas a disfrutar en tu jardín.

Las plantas se cosechan cuando las flores están maduras. Generalmente, la madurez se alcanza cuando los pistilos blancos empiezan a volverse marrones, naranjas, etc. y empiezan a sacar una falsa vaina blanca. Las vainas de las semillas se hincharán con las resinas que normalmente se destinan a la producción de semillas y estarán maduras cuando los capullos tengan pelos rojos y dorados.

Es interesante que hagas la cosecha en el momento de temporada alta de los capullos. Si los cosechas muy temprano con tan sólo algunos pistilos ya cambiados de color, los capullos tendrán un contenido más puro de THC y tendrán menos THC que habrá cambiado de CBD a CBN. Las sustancias psicoactivas crearán un ramillete del cogollo y controlará la cantidad de efectos que estén asociados con los productos obtenidos en temporada alta. Un contenido puro de THC es muy cerebral mientras que un alto contenido de THC, CBD CBN tan sólo hará a las plantas más estúpidas o un efecto más nubloso. Los cogollos que se cojan más tarde, cuando estén completamente maduros tendrán por norma general unos niveles más altos de CBN, CBD y tal vez no sean lo que más prefieras una vez hayas probado diferentes muestras cogidas en diferentes tiempos. No escuches a los expertos, decide tú mismo que es lo que quieres obtener.

Ten en mente que un cogollo pesa más cuando está completamente maduro. Es lo que a la mayoría de los cultivadores les gusta vender, pero toma algunos cogollos tempranamente para ti mismo, cada semana hasta que hagas la cosecha y decide tu mismo qué es lo que quieres. Deja crecer el resto e tu planta hasta que tengan una madurez completa si quieres trapichear con ella luego.

La mayor parte de los nuevos cultivadores quieren recoger pronto los productos porque son muy impacientes. ¡Está bien! Simplemente coge los cogolles de en medio de la planta o de la parte superior. Deja que el resto siga madurando. A menudo, la parte superior de la planta tenderá a madurar en primer lugar. Te darás cuenta que los cogollos que estén más abajo y que se hagan más grandes conseguirán llegar hasta una madurez plena. Con más luz disponible en la parte baja de la planta, la producción de la planta aumentará más que en una simple cosecha.

Utiliza una lupa e intenta ver los rabillos capitados de los tricotomas (pequeños cristales de THC que se pueden encontrar en los cogollos). Si se ven claro, no marrones, el punto álgido del ramillete floral está próximo. Una vez que la mayor parte de ellos se hayan convertido en un color marrón, los niveles de THC ya estarán llenos y entonces la planta tendrá la potencia óptima, debiéndola retirar pronto de la luz y de la exposición al viento.

¡No coseches demasiado tarde! Es fácil pasarse de cuidado y si la cosechas demasiado tarde tus plantas habrán perdido potencia. Vigila las plantas y aprende cuándo estén en su momento álgido.

No dejes que se cure la maría al sol, reduce su potencia. Deja que se curen lentamente los cogollos que hayas cogido puestos hacia abajo en un espacio ventilado. Esto es todo lo que necesitas para que salgan perfectos. Secarlos en una bolsa de plástico también va bien y podría ser hasta mejor. El sabor de los cogollos cuando se deja secar lentamente durante una semana o dos es fantástico.

Si tienes prisa, está BIEN secar una pequeña cantidad que hayas puesto entre hojas de papel o en una bolsa de papel, todo ello en tu microondas. Dale poca potencia y vigila que no se quemen. Utiliza la función de descongelar para que haya un secado más lento. Puede que sea un producto más fuerte a la hora de fumarlo.

Un deshidratador de comida o un conservador de comidas secarán tu maría en tan sólo unas horas, pero no tendrá el mismo sabor que si lo hubieses dejado que se secase lentamente. Aunque su sabor tendrá un sabor muy parecido. Y acelerará el tiempo de cosecha (que puede ser angustioso, con toda esta maría secándose.)

Seca los cogollos hasta que los pedúnculos estén quebradizos y luego cúralos en un tupperware precintado, evitando que entre el aire y removiéndolos diariamente durante dos semanas.

Una vez un cultivador experimentado me dijo que los secase en una parte que no estuviese aislada de casa (como el garaje) así la temperatura subiría y bajaría cada noche, mientras la planta se estuviera secando. Si tratas a las plantas como si estuvieran vivas, utilizarán algo de tu clorofila mientras se están secando y entonces las caladas serán menos fuertes.