0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Luz

En interior, 2000 lumens por metro cuadro y lo más bajo que puedas ponerlos, son básico para conseguir lo que quieras en cultivos de interior. Si utilizas menos lumens de esta cantidad, tus plantas no crecerán tan rápido como sea posible, y por tanto los tallos e internudos de las hojas serán más amplios. También hay que tener en cuenta que la distancia entre la luz y las plantas va a influir mucho. Los ajustes diarios de las lámparas van a ser necesarios, lo cual implica que no te puedes saltar ningún día sin excepción.

2500 lumens serían suficientes para conseguir un buen objetivo y 3000 lumens serían lo más óptimo si luego vas a inyectar o enriquecer los niveles de CO2 (más sobre esto más adelante).

Las lámparas de alta intensidad son la major solución para la mayor parte de cultivos de interior. Las lámparas HID son de tres tipos básicos: Alta Presión en Sodio (High Pressure Sodium – HPS), Hálido Metal (Metal Halide – MH) y Vapor de Mercurio. El Hálido Metal ofrece un espectro mejorado, así como más intensidad del diseño de Vapor de Mercurio. HPS es un tipo de luz amarillenta, con algunos trozos de rosa o naranja. Parecida a las luces de ciudad.

Las lámparas de alta intensidad son la major solución para la mayor parte de cultivos de interior. Las lámparas HID son de tres tipos básicos: Alta Presión en Sodio (High Pressure Sodium – HPS), Hálido Metal (Metal Halide – MH) y Vapor de Mercurio. El Hálido Metal ofrece un espectro mejorado, así como más intensidad del diseño de Vapor de Mercurio. HPS es un tipo de luz amarillenta, con algunos trozos de rosa o naranja. Parecida a las luces de ciudad.

El HID más fácil de comprar y menos caro al menos al principio son los fluorescentes y las lámparas de vapor de mercurio. MV te darán hasta 8000 lumesn por unos 175 vatios, mientras que por unos 150 vatios las lámparas de HPS te darán entorno a los 15,000 lumens, así que el HSP aporta casi el doble de efectividad. Pero el espectro de color de la lámpara MV no es tan bueno. HSP está formado casi todo por colores rojizos, que funcionan genial para el florecimiento, mientras que el Hálido Metal provee el espectro de color más malo para el crecimiento de la planta, pero a cambio no es caro. No te los recomendamos a no ser que los encuentres gratis, aunque te vayan a ahorrar electricidad al principio.

Con 400 vatios de una lámpara HPS conseguirás una potencia de unos 45,000 lumens. Y por cada 500 vatios de uso continuo, tan sólo gastarás en torno a unos 15€ al mes. Por esto es evidente que una lámpara con la mitad de energía te proveerá la misma cantidad de lumens que necesitas (o casi el doble de lumens con el mismo poder energético) pagando únicamente lo justo. En la siguiente tabla encontrarás un coste inicial simple vs. cálculos de costes operativo, sin tener en cuenta el crecimiento más rápido que dará la lámpara HPS a tus lámparas, dado que dan más luz. Amortizarás la lámpara HPS con la primera cosecha, comparada con las lámparas fluoresecentes o MV, dado que la eficiencia es el doble rápida y mayor.