0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Regeneración

Es posible cosechar las plantas y luego rejuvenecerlas vegetativamente para poder hacer hasta una 2ª e incluso una 3ª cosecha. Podemos realizar una segunda cosecha en tan poco espacio de tiempo como unas 6-8 semanas. Dado que el tallo de la planta, las raíces ya están formadas, la planta puede producir un segundo, e incluso un tercer grupo de capullos en casi la mitad del tiempo que le ha llevado hacer la primera cosecha. Cuando tengas que hacer la cosecha, poda 1/3 de la parte superior de la planta. Deja la mayor parte de las hojas que estén sanas de la zona media de la planta, corta los capullos con cuidado. En el 1/3 inferior de la planta, corta las flores pero deja varias flores en cada rama. Formarán parte de la planta que se esté regenerando. Cuantos más capullos dejes en la planta, más rápido se regenerarán. Dale a la planta algo de Miracle Grow o algún abono con contenidos altos de nitrógeno inmediatamente después de la cosecha. Cuando quieras regenerar la planta asegúrate de que no tiene demasiada falta de nitrógeno mientras está madurando, o de lo contrario el sol hará que todas las hojas se caerán. Entonces tu planta no tendrá suficientes hojas para seguir viviendo después de la cosecha.

Las plantas que ya se hayan cosechado puedes meterlas dentro para que se rejuvenezcan bajo una luz continua o las puedes dejar fuera en verano para que se rejuvenezcan en días largos. Les llevará entorno a 7 o 14 días dar señales de que hay un nuevo crecimiento cuando se esté regenerando la planta. Como hemos dicho antes, y en contraste con las pautas normales de crecimiento, las ramas más bajas serán las primeras que florezcan en este nuevo crecimiento. Deja que la planta crezca un poco vegetativamente y luego sácala de nuevo fuera para que reflorezca. O mantenla en el interior para conseguir esquejes. Ahora mismo tendrás hasta 2 o 3 generaciones de tus plantas y necesitarás más espacio afuera. Pero ahora casi el doble de cosecha. Cada 30 días, tendrás nuevos clones y nuevas semillas creciendo, además de las plantas en estado vegetativo listas para florecer así como las plantas que estén regeneradas y listas para florecer.

Regenerar plantas en el interior puede crear algunos problema si tus plantas se infectan con plagas. Podría ser mejor tener un área separada en el interior que evite que tus plantas exteriores puedan afectar a las plantas de interior. Una alternativa a regenerar plantas en interior es regenerar las plantas en el exterior durante el verano. Tan sólo haz la cosecha en Junio y luego deja a las plantas que regeneren por medio de no quitarles todos los cogollos o dejando al menos 1/3 de las hojas de la planta. Dales nitrógeno y asegúrate de que tienen un montón de sol. Estarán regenerándose durante todo el verano y será un gran otoño, cuando vuelvan a florecer naturalmente.

Las plantas que sean regeneradas, clonadas o incluso cultivadas a partir de semilleros tendrán que ser podadas en algún momento para asegurar que la planta produce tanto como le sea posible y que de verdad se conservan sanas. Podando las partes más bajas de la planta se crea una mejor corriente de aire debajo de las plantas que están en interior y a la vez se pueden coger esas podas como esquejes. También fuerza a la planta a que se concentre en la parte superior de la misma, aprovechando la luz al máximo y maximizando la producción.

Las plantas que se regeneren tienen que tener algunos cortes menores así podrá haber un crecimiento regenerado de toda la energía de la planta. Esto significa que una vez que la planta haya empezado a regenerarse, la parte más baja que tenga menos frondosidad o lo que no sea tan robusto, desaparecerá. El crecimiento deberá ser más frágil en las rampas superiores ya que se sostendrá en las ramas más robustas de la parte de abajo.

Un aspectos bueno de la regeneración de las plantas es que algunos pequeños cogollos dejados en la planta antes de la regeneración no florecerán en la nueva cosecha y se podrán recolectar para fumar. La planta proveerá de tanto material para fumable si se aprovecha que las flores viejas se sequen a la vez que ocurra el nuevo crecimiento vegetativo.

Intenta podar la planta regenerada al menos dos veces. Una vez cuando esté empezando a regenerarse, recoge todos los capullos que estén floreciendo en el nuevo crecimiento y fúmatelos. Más tarde, pódala de nuevo sobre todo las partes más bajas para utilizarlas como esquejes y haz más delgada la parte superior así se producirán capullos más grandes.

Si no puedes podar del todo una planta regenerada, la planta que obtengas será muy pedúncula, no tendrá cogollos muy grandes y la producción total será significativamente más reducida.