0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Mar de verde

El Mar de Verde (SOG) es la teoría por la cual se pretende conseguir una gran producción mediante el cultivo de pequeñas plantas que maduren pronto para conseguir más rápido los capullos. En lugar de dejar que las plantas crezcan durante mucho más tiempo, en el mismo espacio se planta plantas que maduran más rápido y en menos tiempo. Por tanto, se necesitará menos tiempo entre cosechas. Esto es importante ya que también afectará de buena manera a la factura de la luz que venga cada mes. Una cosecha puede empezar cuando otra está madurando, y una cosecha continua, a año finalizado puede dar mucho. 4 plantas por 40 cm cuadrados es un buen comienzo para los semilleros. 1 planta por 40 cm cuadrados te permitirá tener espacio suficiente para cada planta para que tenga una buena cola, aunque ello haga que no tenga mucha vegetación en lo bajo. Aunque estará bien ya que en cultivo interior estas hojas no reciben mucha luz de ninguna manera, y no crecerán muy bien a no ser que les des luz adicional y espacio. El cultivador de interior pronto se da cuenta que las plantas que son demasiado altas no produce suficiente y que el tiempo extra que han pasado creciendo, no compensa. Un excepción que se puede aplicar a esta regla es si las plantas se colocan en el exterior durante algún tiempo, ya que el tema de la luz/sombra no será un factor a tener en cuenta.

Si las plantas han empezado al mismo tiempo, deberías crear lo que se denomina “toldo verde” que atrape la mayor parte de la luz de las capas altas de las plantas. Poca luz penetrará por debajo de este nivel, ya que las plantas estarán muy juntas. El jardinero se concentrará únicamente en lo alto de la planta y usará la luz y el espacio como la mejor ventaja, en el menor tiempo como le sea posible. Utilizar una valla de nylon o algo similar hará que las plantas no crezcan más de lo debido ya que empezarán a decaer por el propio peso de sus frutos. También se pueden utilizar estacas pero no son siempre fáciles de colocar, ya que en los espacios de en medio y traseros te costará más llegar.

Es fácil cultivar plantas grandes que te darán mucho más frutos por planta, pero es mucho mejor que en un espacio limitado cultives plantas más pequeñas con un proceso de maduración más rápido para aprovechar estos espacios. El Mar de Verde se desarrolló en Holanda. En lugar de meter 4 plantas grandes en una habitación pequeña, se metieron 12 pequeñas en una estantería y otras 12 en otra estantería inferior. Estas plantas tan sólo tardaron en torno a 3 – 4 meses en madurar desde la germinación hasta que echaron los frutos. La cosecha se puede hacer constantemente, dado que hay un área específica para el florecimiento y el estado vegetativo, con cosechas entre 45 y 60 días.

No es el tamaño de la planta, sino la madurez y calidad del producto lo que cuenta. Las plantas que crecen el doble de rápido producirán aunque sean más pequeñas el doble, así que podrás tener una cosecha doble a menudo. Ponte las pilas en recoger pronto las plantas florecidas y en propagar solamente aquellas que tenga la mejor cualidad.

Los containers de 180 cm. te permitirán plantar unas 4 plantas por 30 cm. cuadrados. Tendrás que calcular el tamaño de la bandeja de cultivo (para hidropónicos pasivos), a mi particularmente me gustan las cajas pequeñas de basura ( a unos 2€ a la venta en Target). Planto hasta 4 por 30 cm. cuadrados (para la etapa vegetativa), un armario de unos 360 cm. con compartimentos para unos 48 semilleros en una estantería. En mi caso, unos cubos de 120 cm. de lana de roca que entran perfectamente en los cubos de basura. A unos 12 cubos por bandeja. Pude colocar unas 5 bandejas en una estantería superior de 360 cm. superior, ¡así que tengo alrededor de 60 semilleros en una sola estantería!

Para el florecimiento en interior, 1 planta por metro cuadrado es suficiente para tener un Mar de Verde. Si tienes menos plantas, en este espacio, te llevará más tiempo rellenar el espacio y por tanto necesitarás más electricidad y tiempo para crear la misma cantidad de producto. Si pones más de una planta en el mismo espacio unas a otras pueden quitarse la luz y por tanto puede reducirse la cosecha así que ten cuidado.

Es bueno evitar que las plantas se choquen unas con otras si lo que quieres es que crezcan lo más rápido posible. Es mejor plantar 2 o 4 veces más plantas, ya que te producirán lo mismo, más rápido, en el mismo espacio. También, “entrenar” a las plantas con bridas es un camino ideal para que echen más hojas. Simplemente coge un tipo de plástico o papel como si fuera una brida y enróllalo en lo alto de la planta, luego empújalo unos 90-180 grados y átalo a la parte baja de la planta. Haz esto durante una semana y luego suéltalo. La planta con este procedimiento aprende a no utilizar tanto espacio vertical y a crecer con más maleza, para rellenar el espacio y empujar a las plantas a que creen el toldo verde. Esta técnica tiene la ventaja que cuando está anudada la planta, crea una condición hormonal en la que la planta tiende a crear más maleza en los internudos más bajos.

El Mar de Verde implica hacer la cosecha con la parte superior de la planta. Las partes inferiores están destinadas a incrementar el flujo de aire bajo la manta de las copas de las plantas. Utiliza estas partes para crear esquejes, ya que son las mejores partes de la planta para sacar raíces. Es además la parte más rápida de la planta en regenerarse después de que el florecimiento haya ocurrido.