0Item(s)
0 Items View Cart

You have no items in your shopping cart.

Product was successfully added to your shopping cart.

Cultivo en tierra

Utiliza la marca Super Soil en California, ya que esta es la única tierra de la Costa Oeste que tiene garantías de ser buena. Otras muchas marcas son en su mayor parte productos que provienen de la leña y que tienen muy pocos nutrientes, son muy húmedos, etc. Añádele vermiculita, pearlite o arena a la Super Soil para incrementar su drenaje y su aireación.

Los jardineros orgánicos utilizan su propio compost preparado a base de una mezcla de estiércol de pollo, vaca u otros y restos de comida, hojas, restos de césped, pelo de perro y otros productos desechables que pueden incluir la orina, dado sus altos componentes en nitrógeno. ¡El pelo de perro no se recomienda mucho para el cultivo de guerrilla ya que la policía podría encontrarlo y los tests de ADN podrían confirmar que se trata de TU perro!

Utiliza cristales de agua P4 en la tierra para darles a las plantas unos días más de agua en caso de emergencia. Esta sustancia se hincha con el agua y la retiene como si fuera una esponja, así que las raíces tendrán una reserva si hay una dura sequía y se necesita un regadío constante. Sin embargo, es probable que este tipo de material se hunda en el fondo de tu maceta y asfixie las raíces del fondo (las raíces nuevas que crezcan) y atrofie la planta. Utilízalo con extrema moderación, déjalo que se inche al menos durante una hora antes de mezclarlo con la tierra.

El tamaño de la planta está directamente relacionado con el tamaño de la maceta. Si quieres que la planta se más grande ponla en una maceta más grandes. Normalmente es suficiente alrededor de 1,70 litros por 30 cm. de planta. Un planta de unos 180 cm. requeriría como mínimo una maceta que pudiese albergar hasta 12 litros. Recuerda, los containers cuadrados tiene mayor volumen en un espacio cuadrangular (como en un armario).

Plantar en la tierra siempre se preferible a plantar en un maceta con tierra. Las plantas pueden crecer todo lo que quieran y no tienen un macetero que les limite.

Bat Guano¸ el estiércol de pollos o humus de lombrices se puede utilizar para fertilizar orgánicamente la tierra. El estiércol se puede quemar así que deberías echarlo a la tierra antes que te dispongas a plantar, unas semanas antes. El mar de marihuana está preparado para suministrar constantemente a las plantas una buena fuente rica en minerales de traza.

Si cultivas en el exterior en alguna tierra que tengas disponible, mira a tu alrededor para ver si hay hojas u otros elementos naturales que contenga nitrógeno y utilízalos para la tierra junto con algo de cal dolomita y fertilizante orgánico compuesto. Incluso pequeñas cantidades de abono para plantas tales como Miracle Grow pueden añadirse a la tierra. (Sin embargo, a los jardineros orgánicos no les gusta mucho esta práctica. Se producen desperdicios tóxicos por la producción de fertilizantes comerciales.) Se puede hacer un mantillo con hojas y extenderlo por todo el área del jardín para mantener la humedad y mantener la marihuana cerca de las plantas.